Las Ventajas de Ser Emprendedor y que No Deberías Pasar por Alto


Si hay algo que me empujó a decidir en su día a emprender, eran las ventajas a las que me iba a enfrentar, sí has leído bien.

Los inconvenientes son muchos y estoy seguro que ya has leído y oído mucho sobre ello. Por eso hoy quiero mostrarte desde otro ángulo, lo maravilloso que es ser emprendedor.

Para empezar, piensa que cada día es distinto y el mero hecho de no tener que llevar la rutina de un horario de entrada y salida a un trabajo, ya te distingue del resto.

Es probable si has decidido emprender un negocio, haber escuchado de todo, cosas como “Yo prefiero tener un trabajo estable”, “Yo quiero cobrar al fin de mes y no preocuparme”... y así un sin fin de frases que te sonarán...

Realmente este tipo de frases me dan mucha pena, pues vender tu tiempo a cualquier precio me resulta bastante jodido.

Te decía que cada día es distinto y como tal tú como emprendedor te puedes permitir el lujo de hacer cosas diferentes cada día, ¿Por qué no?, al fin y al cabo eres el dueño de tu tiempo.

A ver, antes de nada, que ser emprendedor, tiene muchas ventajas, pero si tu trabajo está bien estructurado, bien automatizado y sobretodo bien saneado.

En mi caso prefiero encerrarme durante unos meses trabajando en un nuevo infoproducto, o dedicar ciertos días de la semana a dar mis mentorías y disponer de mi agenda y mi tiempo a mi antojo.


Cuando leí por primera vez aquello de “la libertad financiera”, pensé que era algo como ser rico y no tener preocupaciones en la vida, y de verdad te digo que no tiene nada que ver.

Tener libertad financiera, es poder vivir cada día sin necesidad de tener en tu cabeza la manera de llegar a fin de mes.

Llegar a ello es cuestión de querer y de fijarte un objetivo, de la misma forma que un atleta prepara durante 4 años su participación en unos juegos olímpicos.

Son 4 años de dedicación plena, con muchos altibajos a los que se añaden, problemas familiares, lesiones, etc...

Pero cuando al final consigues competir y ves tu objetivo cumplido, la satisfacción es plena y no te digo nada si además consigues una medalla o un diploma olímpico.

Pues aquí es lo mismo, durante un tiempo, deberás tener mucho compromiso, tendrás que formarte y ser entrenado por un buen mentor, escuchar todo tipo de objeciones, etc... pero te aseguro que cuando adquieres ese equilibrio, el de poder vivir sin quebraderos de cabeza, ni te imaginas lo que puedes llegar a disfrutar.

La otra mañana venía andando con dos personas de vuelta a casa después de haber dejado a nuestros hijos en la escuela y les decía que si no eran conscientes del privilegio que teníamos.

En mi caso es porque soy dueño de mi tiempo y tengo muy claro que los años de llevar a mi hija a la escuela no volverán.

Hay personas que se levantan muy temprano, trabajan casi diez horas diarias y sí quizás puedan dar en sus treinta días de vacaciones al año un buen viaje a su familia, lo respeto, pero no lo envidio.

Prefiero vivir el día día con mi familia, con mis amigos, poder disponer mi tiempo para trabajar como para tener ocio. Cada día que pasa no vuelve y es por eso que hay que vivirlos al máximo.

Ser emprendedor es una decisión muy valiente, pero como te he dicho antes, me siento muy orgulloso de serlo, aún con los contratiempos que me puedan ocurrir.

En conclusión, haz de tu día a día algo especial, valora el regalo que nos da esta forma vida y no te dejes invadir por aquellos que jamás van a pagar tus facturas.

Ahora te toca a ti, déjame tus comentarios y comparte con el resto de compañeros tu experiencia.



<= Comparte este post con los botones de la izquierda. Ayuda a otros a recibir esta información de valor.

2 comentarios:

  1. Sencillamente excelente articulo Juan Carlos te felicito y te agradezco tus aportaciones gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo Jose!

      Gracias a ti por estar ahí Domingo tras Domingo leyendo mis artículos.

      Un abrazo
      Juan Carlos

      Eliminar